La plantilla ortopédica es un material médico, diseñado con las medidas exactas de tus pies para modificar el peso y otras complicaciones que afectan a las extremidades inferiores del cuerpo.

En general su objetivo es mejorar anormalidades, prevenir lesiones y mejorar aquellas ya hechas.

¿Qué me va a corregir?

Te preguntarás ¿cómo resolverá una plantilla mi problema?

Cuando una plantilla intenta “corregir”, significa que intenta regresar la estructura de los pies a una posición lo más normal posible.

Hay que dejar claro que, la plantilla no es un artefacto “milagroso”, que eliminará por completo su problema. Su mecanismo funciona durante el tiempo que usa la plantilla, es decir, una vez retirada, el pie vuelve a su posición patológica.

Para que las plantillas le ayuden de la mejor forma posible, insistimos en que deben ser personalizadas y no estándar, individualizarse para cada tipo de paciente.

Evite comprar plantillas estándar que puede conseguir en una farmacia, mejor vaya a un médico de confianza (podólogo/traumatólogo) que pueda prescribir el tipo de plantilla que necesita.

Función de las plantillas ortopédicas por edades

Niños 

Se utiliza en menores de edad, cuando el niño/a se encuentra en desarrollo y sus huesos son más flexibles para corregir las alteraciones que presenten sus extremidades, como por ejemplo, el pie cavo, que es uno de los males de pie más comunes.

Con la plantillas, la estructura se posiciona y mantiene el tratamiento hasta que el niño/a termine su desarrollo. Lo fundamental es que las plantillas sirvan para mantener los pies en una posición fisiológica correcta.

 

Adultos

A diferencia de los niños, las deformaciones estructurales en adultos es muy difícil de solucionar por lo que las plantillas a esta edad cumplen diferentes funciones.

Lo que la plantilla hace es mejorar la forma de caminar para que las presiones se repartan por todo el pie y así reducir los dolores y aparición de callos.

Parte del tratamiento no es solo usar las plantillas, el calzado que utilice es igual de importante. Si el zapato que lleva no es correcto no hay plantilla que funcione por bien diseñada y fabricada que esté.

 

Para recapitular, el funcionamiento de las plantillas ortopédicas es ejercer presión para modificar ciertas estructuras del pie que todavía no están completamente rígidas.

Y que no se le olvide, con plantillas personalizadas como las que hacemos en Feetyes tendrá las características adecuadas de medidas, material, comodidad y durabilidad.